lunes, 8 de agosto de 2016

¿Tienes entrevista de trabajo y no quieres morir en el intento?



La entrevista de trabajo puede ser determinante a la hora de conseguir un empleo. Si no tienes experiencia en este tipo de entrevistas o has acudido ya a varias sin lograr el puesto de trabajo deseado, puede que sea el momento de aprender algunas cosas para mejorar tus probabilidades de éxito.

1. Infórmate acerca de la empresa y su funcionamiento.Cuanto más sepas acerca de la empresa para la que deseas trabajar, mejor, pues de este modo podrás responder a las preguntas del entrevistador teniendo en mente los objetivos de la empresa y su forma de trabajar. Si puedes, infórmate también de los problemas que tiene la empresa, por si puedes hacer algo para solucionarlos.
2. Prepárate para responder a las preguntas más típicas. En muchas entrevistas de trabajo te harán preguntas similares, que suelen repetirse en casi cualquier entrevista, como qué te interesa de la empresa para la que deseas trabajar, cuáles son tus principales puntos fuertes para ese trabajo, qué crees que estarás haciendo dentro de cinco años y preguntas similares.
Ten también en cuenta que es posible que te hagan preguntas sobre tus puntos débiles, como cuáles han sido los mayores problemas que has tenido en tu trabajo o en qué eres menos hábil a nivel laboral. No obstante, si el entrevistador no te hace este tipo de preguntas, evita hablar sobre tus debilidades.Por tanto, busca algún libro que enumere dichas preguntas y prepárate para saber qué responder y no quedarte en blanco durante la entrevista.
3. Conoce tus puntos débiles y fuertes. Es decir, sé consciente de cuáles son tus capacidades y tus puntos fuertes y qué puedes ofrecer a esa empresa. Por ejemplo, si te crees especialmente capacitado para resolver problemas, o para relacionarte con los demás, o para liderar grupos de trabajo, etc. Piensa también qué tareas destacas por encima de los demás, cuáles han sido tus mayores logros en áreas similares a las del trabajo para el que te están entrevistando, etc.
4. Trata de establecer una buena relación con el entrevistador. Ten presente que quien te entrevista es también una persona, con sus problemas, sentimientos, gustos, etc., y no solo alguien que te hace preguntas. Procura ver al entrevistador como alguien que te agrada y te cae bien. Muéstrate como una persona cordial, amable y competente y no te vayas a ningún extremo: ni demasiado charlatán ni demasiado callado, por ejemplo. Adopta un apropiado término intermedio. Procura sonreír cuando sea apropiado, pero no uses sonrisas falsas. Habla en el mismo tono de voz que está utilizando el entrevistador. Si él o ella usa un tono de voz tranquilo y suave, utiliza ese mismo tono. Si haces esto causarás una mejor impresión.
5. Escucha lo que de verdad te está diciendo el entrevistador. A veces las personas oyen lo que quieren oír y esto da lugar a numerosos malentendidos. En caso de duda, asegúrate de que has entendido la pregunta haciendo algún comentario o pregunta que te permita comprobarlo. De este modo estarás transmitiendo la imagen de ser una persona que sabe escuchar ycomunicarse y que se preocupa y esfuerza por entender lo que la otra persona está diciendo.
6. Evita hacer comentarios negativos de los demás. Por ejemplo, si te preguntan sobre tu anterior trabajo, no hagas comentarios negativos de tu ex jefe o compañeros de trabajo o del tipo de trabajo que hacías y no digas cosas como "Dejé mi anterior trabajo porque mi jefe era unincompetente".
7. Si el entrevistador te dice si quieres hacer alguna pregunta, no le digas que no. Aprovecha esta oportunidad para dar una buena impresión, saber más acerca del trabajo y demostrar tu interés y deseo de trabajar en esa empresa. Si no haces ninguna pregunta puedes dar la impresión de estar poco interesado. Puedes aprovechar lo que has aprendido de la empresa cuando buscaste información sobre ella para hacer alguna pregunta interesante. No hagas preguntas sobre vacaciones o salario. Las preguntas deben estar destinadas a mostrar lo que tú puedes hacer por la empresa no lo que la empresa puede hacer por ti.
8. Cuando termine la entrevista despídete con un apretón de manos firme, mirando a los ojos del entrevistador de manera cordial y pregúntale si hay algo más que puedas aportar, como referencias, etc.
9. Y, por supuesto, cuida tu apariencia. Viste del modo apropiado para ese tipo de trabajo. Es decir, si tus potenciales compañeros visten con traje, entonces usa un traje en la entrevista. Procura que tu pelo y uñas estén bien cuidados el día de la entrevista y no te olvides de los zapatos. Evita usar perfumes, pues algunas personas pueden no tener tus mismos gustos y resultarle desagradable.

http://motivacion.about.com/od/trabajo/a/Como-Tener-Exito-En-Una-Entrevista-De-Trabajo.htm

martes, 19 de julio de 2016

Perder el tiempo cuesta, y mucho...


El tiempo es el recurso natural no renovable más valioso y escaso que existe. No obstante, se desperdicia diariamente en actividades que pueden resultar mínimas.

Alfredo Bernádez, académico del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana (UIA), estimó con datos de Asociación Mexicana de Internet (Amipci), que una persona que se conecta en promedio seis horas al día a internet en su oficina, dedica 80 por ciento de su jornada laboral a revisar y mandar e-mails, por lo que podría estar perdiendo 52 días sólo en esta actividad en todo un año, sin contar el tiempo que dedica a las redes sociales.

De acuerdo con Piers Steel, psicólogo e investigador estadounidense, en la última década el desperdicio de tiempo en lugares de trabajo ha aumentado de 300 a 400 por ciento, la mayor parte en revisar correos y redes sociales. Aún cuando muchas de las grandes corporaciones tienen programas para evitar que sus empleados hagan uso de redes sociales en el trabajo, éstos terminan dedicando valioso tiempo a actividades que afectan su productividad y bolsillos.

Procrastinar es el término que se acuña cuando los trabajadores posponen deliberadamente el cumplimiento de una tarea específica.
Bernádez, expuso que de las ocho horas que está compuesta una jornada laboral, sólo la mitad son realmente productivas. “De las ocho horas, sólo unas tres o cuatro estamos efectivamente laborando, una cuestión que no sólo afecta la economía de las empresas, sino al mismo trabajador”, dijo.



El reto: Gestionar el tiempo

Karla Rojas Campos, académica de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana, señaló que la gestión del tiempo de los profesionales es vital para que tengan un desempeño adecuado, que incluye un tiempo para el esparcimiento.

“Las personas son más productivas cuando gestionan bien su tiempo y dedican horas al esparcimiento como descanso y cuando dedican un periodo limitado al trabajo; se debe analizar cómo se distribuye el tiempo para no volverse improductivo sin ser necesariamente rígido”, indicó.

Para los profesionistas independientes, es aún más importante administrar el tiempo. Para ello, dedicar una hora a la semana a la planeación de actividades puede evitar pasar más horas de las necesarias. “Hay software para controlar la productividad de las personas, pero lo que se debe evaluar es la calidad del trabajo sin que el trabajador abuse del lapso que dedica a su trabajo”, dijo Bernádez.


Extraído de: http://www.expoknews.com/el-costo-de-perder-el-tiempo-en-la-oficina/ 

jueves, 30 de junio de 2016

Tips de maquillaje para la oficina



El maquillaje sin duda es la mejor presentación de ti y de tu personalidad más si es en tu trabajo, pero ¿Cómo lucir bella y profesional? Aquí te damos los mejores Tips para que ese look que te identifica sea el indicado:

1.Maquillaje Natural

Nunca está de más decirlo, el maquillaje para ir a trabajar debe ser lo menos cargado posible, dando una apariencia limpia y cuidada pero muy natural. Olvídate de las sombras de colores o de los delineados dramáticos, dejemos los looks de impacto para las salidas de fin de semana.

Buscamos vernos profesionales y arregladas, listas para cualquier junta de trabajo, no para ir de fiesta, así que dejemos los colores dramáticos para otra ocasión.

2. Piel impecable

Lo más importante en nuestro maquillaje de diario es que nuestra piel luzca limpia, hidratada y sin imperfecciones. Si logramos esto ya tenemos 50% del trabajo hecho.

Para hacer más eficiente tu rutina te recomendamos usar una BB Cream que tenga maquillaje incluido, así consigues una piel uniforme y maquillada en un solo paso.

3. Ojos perfectos

Resaltar tu mirada es básico para cualquier look, pero si queremos algo que se vea profesional te recomendamos usar sombras claras y en tonos naturales como beige, rosa pálido o café claro, enmarcados por una delgada línea con el delineador.



4. Pestañas

Para un look natural lo único que necesitamos resaltar son las pestañas. Puedes olvidarte de cualquier otro producto si aplicas una buena cantidad de rímel en tus ojos.

5. Labios enfáticos

Si para ti es más importante resaltar tus labios que tus ojos no hay ningún problema en que uses colores fuertes de lipstick. Rojos, morados, rosas, naranjas… todos son válidos siempre y cuando mantengan un equilibro con tu outfit y con tu personalidad.

6. Blush

El blush no puede faltar nunca en tu maquillaje. Es la diferencia entre recién salida de la regadera y maquillada. De hecho si usas únicamente blush y rímel ya estás del otro lado.


Acomoda poco a poco tu rutina de maquillaje hasta que encuentres la manera de agilizar los pasos y una vez que te sientas la más veloz, ¡no la dejes! Paso a paso todos los días y pronto estarás ahorrando muchos minutos de tu mañana y llegarás a la oficina luciendo espectacularmente natural.

sábado, 21 de mayo de 2016

¿Que significa realmente ser perseverante?


La perseverancia es la capacidad para seguir adelante a pesar de los obstáculos, dificultades, desánimo, aburrimiento, frustración, o los propios deseos de rendirse. La persona perseverante termina lo que ha empezado, vuelve a intentarlo tras un fracaso inicial, persigue sus objetivos y se mantiene concentrada y trabajando en su tarea.
Por el contrario, si nos vamos al extremo opuesto de la perseverancia, nos encontramos con personas perezosas y vagas, que se rinden demasiado pronto o que ni siquiera lo intentan, que buscan lo fácil y toman atajos siempre que pueden, pierden el interés con facilidad y abandonan ante la más mínima dificultad.

Abraham Lincoln perdió seis elecciones y fracasó en dos negocios antes de convertirse en uno de los presidentes más importantes de Estados Unidos.La perseverancia es algo que suele ser admirado por los demás. Quién no sintió admiración por aquella corredora que, a pesar de estar exhausta, sin apenas poder moverse, siguió hasta cruzar la línea de meta, demostrando así un gran espíritu de lucha y superación.

Thomas Edison probó más de 6000 sustancias antes de encontrar la que finalmente resultó ser útil para crear el filamento de la bombilla eléctrica. Dijo que "el genio es un 99% transpiración y un 1% inspiración".
Hellen Keller se quedó sorda, muda y ciega tras una enfermedad con poco más de un año de edad. A pesar de este tremendo obstáculo, no solo logró aprender a comunicarse con los demás, sino que fue la primera persona sordomuda en conseguir un título universitario. La cantidad de obstáculos que tuvo que superar para lograr sus propósitos en una época en que las personas como ella apenas podrían aspirar a nada más que a permanecer vivas, fue digna de elogio.
Hellen Keller se convirtió en una activista por el sufragio de las mujeres, los derechos de los trabajadores y los derechos de ciegos y otros discapacitados, pasó gran parte de su vida dando discursos y conferencias, fundó la organización Helen Keller International(HKI) junto con George Kessler, viajó por casi todo el mundo y publicó 12 libros y diversos artículos.
En general, persistir ante el fracaso es difícil, puesto que el fracaso produce una emoción desagradable que hace que las personas deseen dejarlo y mirar hacia otro lado. La persistencia requiere vencer esta tendencia a abandonar.

Fuente: http://motivacion.about.com/od/psicologia_positiva/ss/La-Perseverancia-Como-Una-De-Las-Fortalezas-Del-Caracter.htm

miércoles, 4 de mayo de 2016

Como estudiar en línea y no desertar


Actualmente muchas personas están adoptando un estilo de vida sin presiones en la cual puedes disponer y organizar tu tiempo a tu conveniencia sin faltar o dejar tus responsabilidades por un lado, es por eso que muchas escuelas se han modernizado e implementado sistemas en línea para que los estudiantes tengan un mejor acceso a la educación con ayuda de la tecnología, pero ¿Qué tan organizados podemos ser para estudiar desde casa?

Aquí te damos unos tips para que no se te haga tan complicado:


1.  Organiza tu tiempo. Siempre debes tener claro el tiempo que necesitas para dedicarle al estudio. La educación no presencial permite realizar otras actividades simultáneamente por lo que es clave encontrar un equilibrio.

2.  Sé sincero contigo mismo. Los estudiantes a distancia no suelen dedicarle el 100% al estudio, así que es mejor ser realista y no pretender abarcar más de lo que se puede.

3. Aprovecha al máximo las nuevas tecnologías. Herramientas como foros, Wikipedia, redes sociales, chats o videoconferencias sirven como lugar de encuentro entre alumnos y profesores.

4.  Motívate. El estudio a distancia requiere constancia y paciencia.

5.  Establece prioridades. Identifica las obligaciones y tareas más urgentes para realizarlas en primer lugar. También es recomendable que marques a diario metas realistas.



6.  Haz resúmenes. Cuando te lleguen los materiales de estudio, organízalos y escribe resúmenes que te serán de gran ayuda a la hora de hacer los repasos generales de las materias.

7.  Amplía tus conocimientos. La consulta a fuentes complementarias debe convertirse en una de las herramientas básicas para realizar tus estudios a distancia exitosamente.

8.  Nunca dudes en preguntar. Cuando estudias desde tu casa, la resolución de posibles dudas es algo importantísimo ya que te permite seguir avanzando. Mantén una relación fluida con tus profesores y tutores.

9.   Realiza los exámenes en los plazos indicados. Si lo haces estarás al día con todas las materias y además te servirá para comprobar el fruto de tus esfuerzos y constancia.


10.  Acondiciona un lugar idóneo para el estudio. Estudiar desde casa requiere concentración, por eso es imprescindible que encuentres el lugar adecuado de estudio donde exista el menor número posible de distracciones.

jueves, 21 de abril de 2016

Tips para administrar tu tiempo libre


¿Cuántas veces has gastado (malgastado) tu tiempo libre frente al televisor? Todos somos culpables. Bueno, no exageremos. La idea no es satanizar a la televisión que tantos momentos divertidos, interesantes y emotivos nos da. Pero claro, si pasas 5 y 6 horas diarias del fin de semana frente a la pantalla, seguramente deberías elegir otras actividades que te estimulen física, emocional e intelectualmente.


Te damos un par de ideas para dejar las excusas y organizarte en tu tiempo libre, y claro, disfrutar del tiempo libre no significa llenarse de actividades.


1.  Define que es ‘divertido’ para ti: cuando no tienes claro de qué manera te gusta divertirte es fácil que pases horas navegando en internet y viendo programas basura en televisión. Sería genial tener actividades como un concierto de jazz, salir a comer con los amigos, leer un libro, cocinar un nuevo plato o hacer algo tan sencillo como dar una caminata.

2. Haz un horario de tiempo libre: puedes definir qué tipo de actividades hacer durante las jornadas libres como: en la noche: leer un libro, practicar guitarra, estudiar un idioma. Los fines de semana: salir a comer con los amigos, ir a cine con la pareja o visitar a la familia. 

3. Toma acciones inmediatas: si quieres empezar a leer, lleva contigo siempre el libro para aprovechar los momentos. Si vas a preparar un nuevo plato, salir al supermercado ya y comprar los ingredientes.


4. Haz citas: llama a tus amigos o escríbeles y comprométete de una vez para dejar la promesa del café eterno que nunca se toman. No lo pienses dos veces y llámalos ya.

5. Crea un calendario: organiza salidas con tus amigos, aprovecha las actividades de la ciudad como teatro, exposiciones, museos. Planea las fechas de acuerdo con lo que más te conviene, como las entradas gratuitas en determinados días de la semana o tarifas más económicas.


6. Sé estricto con tus horarios: hoy pasamos tiempo en la oficina y nos llenamos de tantas labores, que ocupamos más de lo que deberíamos en el escritorio. Define claramente la hora de salida y, simplemente, vete. No revises luego correos, a menos que sea necesario, pero acostumbra a los demás a respetar el tiempo fuera del trabajo.

Fuente: http://www.fucsia.co/belleza-y-salud/bienestar-emocional/articulo/como-aprovechar-el-tiempo-libre/46764

martes, 5 de abril de 2016

Cómo hacer Home Office y no morir en el intento


Para muchos, el sueño adorado sería trabajar desde casa. Sin embargo, ¿qué sucede cuando nos encontramos en esa situación? Los distractores suelen ser innumerables, la hora de levantarse es muy tentadora, la mascota suele ser demandante, la televisión un potente distractor, la familia los compañeros no deseados y nosotros podemos llegar a ser nuestros peores enemigos cuando se habla de administración. ¿Cómo evitar convertir el paraíso en un infierno?

De acuerdo con un estudio realizado por Regus, alrededor del 54% de los mexicanos aseguran que trabajar desde casa o contar con horarios flexibles ayudaría a su productividad y aseguran que sería mucho más gratificante que los esquemas tradicionales, invirtiendo su tiempo en mayor número de actividades recreativas. 

Para las empresas, esto podría funcionar. Según los números arrojados, el 72% de las empresas que han implementado horarios flexibles de trabajo y home office han reportado mayores índices de productividad y mayor alcance en objetivos y metas. 

Sin embargo, la implementación de estos modelos necesitan mayor compromiso de ambas partes, así como modelos bien estructurados de control y productividad personal, es por eso que te presentamos estos puntos para que puedas ser altamente productivo desde casa:


Establece los lineamientos con tu jefe

“Por aquí es donde debemos empezar, podemos ser los trabajadores más felices del mundo trabajando desde casa, pero si no existe un plan de acción, metas por producir y lineamientos específicos con tu jefe, esto de trabajar desde casa puede resultar todo un desastre”.

Trabajo por horario o trabajo por objetivos. 

Una de las primeras cosas que debes aclarar es la forma en que se va a trabajar con la empresa. Muchas organizaciones prefieren tener trabajadores disponibles las ocho o nueve horas que laboran, aún desde casa. Así, saber si se trabajará bajo lineamientos de horario o de objetivos, es fundamental para que empieces la relación organización-colaborador desde casa sin ningún malentendido. 

Establece objetivos periódicos. 

Es necesario saber bajo qué parámetros estamos trabajando y qué es lo que la organización necesita y espera de mi de manera regular. Ante ello, se recomienda tener juntas quincenales o mensuales que nos ayuden a poner objetivos a alcanzar, de esta forma, no se pierde los propósitos esenciales y existe un control de la productividad. 




¿Qué esperan de mí? 

Siempre es importante aclarar esta pregunta, asegúrate de dejarla en claro al momento de decidir trabajar de manera flexible, esto puede evitar malos entendidos y percances en tu operatividad. Coméntalo directamente con tu superior y deja a un lado suposiciones. 

Visita las instalaciones de manera periódica. 

Hacer home office no significa que trabajes por tu cuenta, no eres un freelance. Debes mantener contacto con tu lugar de trabajo, de esta forma estarás mayormente enterado de lo que sucede en la organización, y así, no perderás ese sentido de pertenencia con tu empresa. “Es importante que las empresas generen medios de comunicación efectivos con todos sus trabajadores, el sentido de pertenencia y la compatibilidad con la visión y misión son fundamentales para tener trabajadores comprometidos.


Acondiciona tu lugar de trabajo.

 Encuentra un espacio apto para hacerlo tu oficina, evita que sea el comedor de tu casa o la barra desayunadora, debes encontrar un espacio donde puedas implementar un manejo efectivo de tus recursos – impresora, escáner, teléfono, computadora, eliminadores, bocinas, radio, etc.-.

Requerimientos físicos. Encuentra un espacio que tenga iluminación natural y que tenga corrientes de aire, recuerda que la oxigenación es fundamental para un buen funcionamiento laboral. Asegúrate que no esté cerca de cuartos con alta concurrencia y de espacios que tengan mucho ruido. Evita distractores. 

Contrata una línea telefónica independiente.

La imagen corporativa es fundamental, aún si se trabaja desde casa. Evita que tus clientes conozcan la voz de la muchacha (o) de limpieza o de tus hijos, esto perjudicaría tu imagen y reputación. En caso de que no puedas tener una línea telefónica extra en casa, puedes contratar los servicios de oficinas virtuales, en la actualidad existen empresas que se dedican a perfeccionar tu imagen corporativa, atendiendo tus llamadas y organizando tu agenda. 


¡Adminístrate! 

Trabajar en casa es hacerte responsable de tus horarios y proyectos. Realiza una rutina diaria: levántate a una misma hora, báñate y comienza tu rutina laboral. La experta recomienda lo siguiente:

Pon horarios fijos. 
Respeta tus horarios de comida.
Evita comer en tu oficina. 
No enciendas la TV. 
Evita contacto innecesario. 
Trabaja en horarios adecuados de oficina.
Lleva un control diario de tus actividades. 

Fuente: http://www.altonivel.com.mx/37218-claves-para-hacer-del-home-office-una-experiencia-productiva.html